ESPECIAL HARRY HOUDINI (I)

"El peligro no significa nada para mí; simplemente nací sin ese ingrediente del miedo. Aparte de los muchos riesgos que he asumido en el curso de mi carrera profesional, he salvado también vidas, y siempre me lo he tomado como algo normal y corriente. La gente habla del miedo a morir; por el contrario yo estoy bien preparado para esa contingencia, no sólo tengo redactado mi testamento sino que también tengo listo mi propio busto de bronce conmemorativo, porque pensé que era mejor legar a la posteridad uno que me gustara a mí".

EL REY DE LOS GRILLETES

De este modo habla Houdini, el "Rey de los Grilletes", el gran mago y genio del escapismo, una cierta soleada mañana hace unos días. Se sienta de espaldas a la luz, pero aunque su rostro permanece en las sombras sus desafiantes ojos azul grisáceos y su fuerte y bronceado gesto brillan con una intensidad como pocas veces he visto a lo largo de mi vida.

"Dígame", le pregunto, "¿Son diferentes sus hazañas en la pantalla respecto a las que representa entre candilejas?"

"Completamente diferentes. De hecho, los mejores críticos han dicho que provoco más asombro en la pantalla que sobre las tablas. Lo cual considero un cumplido. Pero me ha llevado años de entrenamiento producir los trucos, o problemas si quieres llamarlo así, que resuelvo en mis películas".

Houdini ha realizado, recordemos, tres films. El primero, "The Master Mystery", un serial, está cobrando ahora una enorme popularidad en todo el país. Los otros dos, "The Grim Grame" y "Terror Island", son dos largometrajes todavía no estrenados por Paramount Artcraft aunque el primero de ellos podrá verse este año en los cines. Del rodaje de "The Master Mystery" Houdini sacó un ojo morado en siete ocasiones y una muñeca rota. También se rompió la muñeca rodando "The Grim Game".

UN MOMENTO DE TENSIÓN

"Durante el rodaje de esta película creí durante un instante que había llegado mi fin", me dice. "Estaba a tres mil metros de altura en un aeroplano, dando vueltas en círculo sobre otro aeroplano. El plan era descolgarme con una cuerda desde mi avión hasta la cabina del de abajo. Me balanceaba del final de la cuerda listo para dar el salto. De pronto un fuerte viento alzó el avión inferior, los dos chocaron, casi amputando mis extremidades, las dos hélices quedaron atrapadas la una en la otra y comenzamos a girar sobre nosotros mismos".

Houdini pronuncia las últimas palabras con una acertada entonación que semeja un zumbido, ilustrando gráficamente la acción con un movimiento de sus brazos. "Pero, por un extraño milagro, los dos aeroplanos pudieron forzar un medio giro que los liberó, y aunque quedaron rotos y astillados por el terrible choque yo me las arreglé para escapar indemne. Como siempre, ¡Houdini lo consiguió de nuevo!", concluye con una risa.

SU MAYOR ACROBACIA

"¿Cuál considera usted que es la mayor acrobacia que ha realizado para la gran pantalla?", le pregunto, tras recobrar el aliento.

"Otro incidente que tuvo lugar en la misma película. Estaba de pie sobre el arco de una prisión, así...". Houdini se agazapa en un rincón del cuarto, y vuelve a representar ese momento para mí. "Un pesado camión lleno de carga se dirigía a veintidós o veinticuatro millas por hora justo hacia mí. Salté al suelo y una vez allí me lancé a rodar lo más rápidamente posible entre la parte delantera y la trasera agarrándome a la barra de transmisión, por la cuenta que me traía más me valía conseguirlo. Me deslicé así, hasta que logré salir. Es posible que por mis palabras no se comprenda lo que significaba todo esto, pero fue mi mayor hazaña. No se permitieron ensayos. Le dije al cámara: "O lo filmas ahora o no lo filmas nunca". Un movimiento en falso y me hubiera quedado inválido de por vida, eso si es que salgo vivo".

A pesar de los peligros que ha asumido Houdini frente a la cámara, sólo tiene palabras de profundo amor y admiración por las películas.

"Creo que la profesión de cineasta es la más grande que puede existir", me dice, "y que una película es la cosa más maravillosa del mundo. Una razón por la que adoro el cine es porque ha servido a los marginados del mundo, y da empleo tanto a los jóvenes como a los viejos. He entrado en este mundo porque sabía que al final mi fortaleza iría reduciéndose y desapareciendo y antes de que eso ocurriera quería perpetuar mis hazañas, y de este modo, que pudieran verme en cualquier parte del mundo, ahora y en el futuro. La películas han incrementado mi poder con creces".

Houdini, como ha comentado él mismo al principio de esta charla, se toma como el mayor de los cumplidos las críticas a su labor cinematográfica, pero antes de que nos despidamos me confiesa que en realidad lo que él considera el supremo cumplido a sus logros, ¡es figurar en el diccionario!. Echa un vistazo tú mismo al Wanall's Standard Dictionary, y allí lo encontrarás:


"HOU'DI-NI. I, hn'di-ni;
2, hn'di-ni, HARRY (4-6, 1874)

Mistericista norteamericano, mago, y experto en escapismo. JOU'DI-NIZE vt. Escapar o liberarse uno a sí mismo de (un confinamiento, ataduras, o similar), por el movimiento del cuerpo".

De modo que tengo derecho a pensar que si Houdini no se ha escapado de esta pequeña entrevista ha sido, simplemente, ¡porque no le ha dado la gana!

 

 

Ir a: Especial Houdini - segunda parte

8 comentarios:

Wolfville dijo...

SOBERBIO!!! Tengo esas películas en un pack que apareció hace poco y son un disfrute absoluto. Es una maravilla leer al propio Harry hablando de ellas y comentando su opinión sobre el cine. ¡No tiene precio, de hecho!

Un saludo.

SUPPORT ANIMAL LIBERATION FRONT dijo...

Ignoraba que existía ese pack. ¡Tiene que formar parte de mi colección!

La entrevista la he sacado de un librito de 1922 que han digitalizado los de Internet Archive, con mucho material de la época:

http://www.archive.org/details/adventurouslifeo00houdrich

¡Es grande dar con un fan de Harry!

A princesa no xardín dijo...

Harry Houdini fue uno de mis héroes de infancia!! Pero reconozco no haber visto sus películas (salvando biopics televisivos de los 80, cuando era pequeña), es imperdonable!!

Por cierto, que la página www.archive.org es una maravilla, lo mismo sirve para descargarse la edición de Littré del Corpus Hipocrático que el libreto que Ewers escribió sobre Poe o, como en este caso, una estupenda entrevista a Houdini.

Sap. dijo...

Estimado Signor Formica:

Aparte de darle las gracias por esta interesante entrada sobre el jodido Judini, me gustaría hacerle una petición, y es que escuchando hoy en la radio una semblanza de Anita Begber, la Reina Depravada del Cabaret Weisse Maus, me ha picado una morbosa curiosidad por su figura. No creo que haya otro como Ud. para glosarla.
Así que si me/nos hace el favor...
:-)

SUPPORT ANIMAL LIBERATION FRONT dijo...

Yo tampoco conocía esos films, aunque en estos instantes ya culebrean por el ciberespacio como entidades ectoplásmicas dirigiéndose directamente a mi casa. No sabes la envidia que me da que estés disfrutando de las tierras germánicas, Prinzessin, y de lugares de seguro tan mágicos como ese cementerio judío de Worms. ¿No serás por casualidad la sobrina aristócrata de mi admirado Herr Graf Ferdinand von Galitzien?

SUPPORT ANIMAL LIBERATION FRONT dijo...

Mis intentos por hacerme por medios aviesos con la biografía de Frau Barber que escribió Mel Gordon han fracasado, tendré que echar mano de mi menguada bolsa de Reichsmark si es que quiero conocer sus andanzas, porque en estos temas Gordon es "DER MANN". Todo se andará si el cielo no cae mañana sobre nuestras cabezas, querido Sap!

El Abuelito dijo...

Una serie de entrevistas -Lloyd, Chaney y esta- verdaderamente regocijantes... "The grim game" no he podido verla; "Terror island" es la versión en largometraje del serial del mismo nombre, que se ha perdido; serial es también, y con el primer robot de la historia del cine "The master mystery" que tiene también algunos capítulos perdidos; hay un largo más editado, de ciencia ficción nada menos, "The man from beyond", en serie americana muy barata...

SUPPORT ANIMAL LIBERATION FRONT dijo...

Gracias por la info, Abuelito, conocía al que fue presumiblemente el primer robot en literatura -"Muñecas Eléctricas" de Marinetti-, pero no este que comentas

Publicar un comentario